Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Gobierno ha resaltado que España respalda el la propuesta de Bruselas de reducir las emisiones de carbono un 55% en 2030, frente al objetivo del 40% actual, ya que no supone un aumento de la ambición climática del país: los actuales planes de energía y clima son suficientes para cubrir la cuota española en ese aumento de ambición comunitaria. Eso sí, acelerará el proceso de transición energética en los próximos años.