Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En las sesiones bursátiles posteriores al histórico acuerdo alcanzado por el Consejo Europeo, muchos de los grandes índices de renta variable en Europa acabaron cediendo sus soportes. El EuroStoxx 50 y el Ibex 35 –entre otros– perforaban niveles de relevancia técnica en un movimiento que dejaba al Dax 30 alemán como el último clavo ardiendo al que se aferraban los alcistas para que no se confirmara un contexto de consolidación más amplio en el mercado europeo.