Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Hasta ahora, todas las subidas que se han vivido desde el crash de marzo hasta aquí han respondido más a una ventana de oportunidad para los inversores de comprar a precios de derribo que a una verdadera recuperación de los fundamentales de la economía. De hecho, la debilidad de esta había estado muy presente en el sentir del mercado en las últimas semanas, poniendo en peligro la reconstrucción de las bolsas europeas (las de Wall Street juegan en otra liga) que se esperaba para esta última parte del año.