Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Facua ha advertido del gran riesgo que puede suponer la existencia de entidades bancarias de tan gran tamaño como la que derivará de la fusión entre CaixaBank y Bankia. En opinión de la asociación, la quiebra de un banco de esas magnitudes podría llegar a afectar al resto de entidades, pudiendo provocar una caída generalizada y obligando posiblemente a una nueva inyección de dinero público.