Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La incidencia acumulada en España sigue creciendo y ya se sitúa por encima de los 230 casos por cada 100.000 habitantes. Así, las comunidades autónomas han recrudecido los controles ante un horizonte sin estado de alarma: el Gobierno mantiene su intención de no renovarlo el 9 de mayo porque confía en que la incidencia ya esté estabilizada o a la baja.