Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La propuesta de la primera ministra de Finlandia, la socialdemócrata Sanna Marin, de reducir en un futuro la actual jornada laboral de ocho horas ha generado un amplio debate en el país nórdico, aunque ha sido acogida con frialdad por buena parte de los partidos políticos y los agentes sociales.