Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La Xunta de Galicia ha iniciado un expediente sancionador contra el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en el que propone una multa de 35.000 euros por una «falta grave» por empujar dos vagones de un tren descarrilado en Carballeda de Valdeorras (Orense) hacia el cauce del río Sil.