Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Nuevo capítulo en el enfado de los alcaldes con Hacienda tras el acuerdo aprobado para disponer de los ahorros de los ayuntamientos. La medida ha provocado una gran rebelión de los jefes de consistorio de distintos partidos, que han calificado la medida como confiscatoria o de un «atraco a mano armada. En un intento por aplacar el  nerviosismo imperante, el Gobierno se ha ofrecido a asumir el pago de los intereses que las entidades locales abonan a los bancos por tener depositados sus remanentes, por lo que los ayuntamientos que presten estos ahorros al Ministerio de Hacienda se beneficiarán de un tipo de interés efectivo del 0% pudiendo llegar a ahorrar hasta 70 millones de euros anuales.