Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Iberdrola ha ampliado hasta el 21 de octubre el plazo de aceptación de su oferta de compra de modo que los pequeños accionistas que todavía no han acudido a la misma puedan desprenderse de sus acciones para poder proceder posteriormente a la exclusión de cotización. La eléctrica ya controla el 97,6% de la australiana.