Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Apenas una semana después de su toma de posesión como presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto ha llevado cabo los primeros ajustes. El primer espada ha empezado por la cúpula directiva con la eliminación de direcciones generales, cambios de puesto y un fichaje para el departamento de personas, que gana peso en un momento marcado por el reajuste que debe llevar a cabo la aerolínea para adaptarse a un mercado que será más pequeños muchos años.