Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Cristóbal Balenciaga (Guipúzcoa 1895, Alicante 1972) decía que “un modisto debe ser arquitecto para los planos, escultor para formas, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo en el sentido de la medida». Una premisa que cumplió a raja tabla y que le llevó a ser el diseñador español más importante de nuestro de todos los tiempos.