Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La presión que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha ejercido estos días sobre Pedro Sánchez para que PSOE y Unidas Podemos, presenten una proposición de ley que cambia el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial, puede tener consecuencias muy serias para España. Y es que tocar la independencia judicial puede poner en riesgo que el país deje de recibir los 140.000 millones de euros de los fondos de recuperación de la UE. En el peor de los casos desde allí se podría activar el artículo VII de los Tratados, lo que implica suspender el derecho al voto en el Consejo, igual que les pasó a Polonia y a Hungría por violar los valores y principios europeos.