Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El impacto de covid-19 ha dejado su huella en las cuentas semestrales de Indra, compañía que ha registrado unas pérdidas netas de 75 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente a las ganancias de 34 millones de euros del mismo periodo comparable de 2019. En el lado favorable de la balanza destaca el incremento del 8,1% de la contratación y el nuevo récord de cartera tras crecer un 15,3%.