Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Si ya era grave que el propio primer ministro, Boris Johnson, fuera incapaz de explicar las nuevas restricciones contra el coronavirus horas después de que su Gobierno las aprobara, este lunes Reino Unido anunció un fallo de consecuencias potencialmente mucho peores. Este lunes, el departamento de Salud Pública de Inglaterra (PHE, en inglés) notificó 16.000 casos de coronavirus que no habían añadido a sus datos por un fallo en la hoja de Excel que utilizaban, que se quedó sin casillas para añadir todos los nuevos positivos sin que nadie se diera cuenta de ello durante varios días.