Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Ministerio del Interior ha unificado los criterios de actuación frente a la ‘okupación’ tanto de la primera como de la segunda vivienda ordenando a los policías que elaboren atestados más precisos que permitan el desalojo inmediato y la detención sin necesidad de solicitar medidas judiciales en caso de delito flagrante. En adelante, dejarán constancia de puertas y ventanas forzadas, coacciones al propietario y vecinos o consumo irregular de luz y agua.