Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha tensado aún más las negociaciones sobre la relación futura con la UE, aumentando la posibilidad de una ruptura el 1 de enero sin acuerdo. Johnson no solo ha presionado a sus antiguos socios para cerrar el pacto comercial para mediados del próximo mes, para que dé tiempo a concluir las ratificaciones antes de finales de año. Un análisis con el que coinciden en Bruselas. Además, ha preparado un texto legislativo que desmontarían partes importantes del acuerdo de divorcio cerrado con la UE, como en lo relativo a la problemática situación de Irlanda del Norte, según publicó el Financial Times este domingo.