Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

A una semana de que se cumpla el plazo para llegar a un acuerdo comercial entre Reino Unido y la UE, y con ambas partes en los tribunales, el Gobierno británico redobla el órdago: si no hay avances claros en esta última ronda, se levantarán de la mesa y optarán por someterse a un Brexit duro.