Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Este miércoles, el Gobierno británico presentó lo que es prácticamente un declaración de guerra política contra la Unión Europea. Ocho meses después de la firma del Tratado de Salida de la UE, y en medio de las negociaciones para aprobar un acuerdo comercial entre ambos, el Ejecutivo de Boris Johnson presentó un proyecto de ley sobre la situación de Irlanda del Norte que supone la ruptura del tratado de forma unilateral.