Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El de 2020 pasará a la historia como uno de los ejercicios más atípicos jamás vivido en el Dow Jones Stoxx Football, el selectivo de renta variable que reúne a los equipos de fútbol cotizados más importantes del Viejo Continente. Después de alcanzar en febrero su máximo de los últimos 8 años, el índice continental ha sido uno de los más afectados por la rápida propagación del covid-19 por el planeta y, sobre todo, por las consecuencias económicas que tienen sobre sus cotizadas las medidas destinadas a frenar su avance. Con la Liga de Campeones de vuelta en apenas quince días como posible catalizador, el sector todavía tiene camino por recorrer.