Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La Comisión Europea ha impuesto a las empresas alemanas de componentes de automoción, Kiekert y Brose, una multa de 18.196.000 euros por participar en dos cárteles relacionados con el suministro de sistemas de cierre para automóviles en el Espacio Económico Europeo.