Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Los primeros indicadores adelantados de la zona euro en septiembre apuntan a que la economía se ha librado por los pelos de caer de nuevo en contracción. El PMI Compuesto, que mide la actividad del sector privado en servicios e industria, baja 1,8 puntos hasta los 50,1 puntos. Por debajo de 50 indica que la actividad se contrae. Los datos confirman que la recuperación se estanca y se produce a dos velocidades. Por un lado, el sector servicios se hunde, mientras la industria alcanza máximos de dos año. Por otro lado, la recuperación no se está produciendo de manera heterogénea por países. La economía francesa vuelve a caer en contracción frente a la alemana que continúa expandiéndose.