Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Varios son los puntos de fricción que mantienen empresarios y sindicatos sobre el futuro anteproyecto de la Ley de Trabajo a Distancia. Varias fuentes conocedoras de las negociaciones señalan como uno de los principales la consideración a partir de qué porcentaje del horario se entiende por “trabajo a distancia regular”. El borrador que presentó el Gobierno el viernes 31 de julio establece “un mínimo del 20% de la jornada”, el equivalente a un día a la semana para que ya se considere que un trabajador “teletrabaja” y, por tanto, le sea aplicada la nueva normativa. Estas fuentes apuntan que para la CEOE es poco y quieren que se eleve al menos al 30% o dos días.