Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El fenómeno derivado durante el confinamiento y el auge de las aplicaciones de inversión sin comisiones contagia a los inversores noveles de todo el mundo. A medida que compañías como Robinhood han simplificado la compra y venta de acciones, países como Reino Unido o Japón también experimentan un alto volumen de actividad en un momento en que los amateurs del mercado se han convertido en una de las principales guías de las subidas que experimentan buena parte de las bolsas.