Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El creciente número de casos de Covid-19 y la pérdida de fuelle del despegue económico deberían presionar para concluir las negociaciones del gran estímulo europeo con velocidad. Sin embargo, el Parlamento Europeo y los Estados miembros (agrupados en el Consejo) avanzan a un ritmo muy lejos del deseado por empresas y ciudadanos.