Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Parlamento Europeo (PE) quiere que para septiembre de 2022 los vehículos nuevos tengan que respetar los límites de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en los test de conducción en condiciones reales, eliminando gradualmente hasta entonces las excepciones que ahora permiten desviarse de esos topes.