Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La fusión CaixaBank-Bankia no es del agrado del independentismo porque constata lo que ya se demostró en otoño de 2017: que el poder económico no comulga con el derecho a decidir para declarar una Cataluña independiente.