Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

A la banca «no le queda otra» que iniciar un nuevo proceso de concentración. Con estas lapidarias palabras el presidente de una de las patronales del sector, la AEB, José María Roldán, se expresaba hace tan solo dos semanas. Apenas dos días después CaixaBank y Bankia anunciaban que habían iniciado conversaciones para abordar un proceso de fusión para crear el mayor grupo financiero de España y poder, así, asumir el golpe de la crisis del coronavirus. Una pandemia que va a poner contra las cuerdas la rentabilidad como consecuencia del incremento de la morosidad hasta niveles cercanos a su máximo histórico y la caída de la actividad.