Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Este verano ha sido el de las obras en casa. Parece que el confinamiento de estos largos meses ha hecho que más de uno se haya fijado en los fallos, defectos y puntos débiles que tenía su hogar y con los que ha tenido que convivir durante el encierro. Lo que muchos se han ahorrado en viajes y vacaciones han decidido invertirlo en sus viviendas, las obras de mejora de los hogares españoles han aumentado un 43 % respecto al mismo periodo estival del año anterior, siendo Madrid (20 %) y Barcelona (15 %) donde más permisos de obra se han dado.