Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Los puristas y expertos siempre lo tienen claro: el café se bebe solo, a la paella no se le puede echar limón y Rosalia no solo no hace flamenco, sino que se ha apropiadado de él. Sin embargo, la mayor parte de la sociedad se sitúa en la escala de grises. Y se encuentra cómodo mezclando un Rioja con gaseosa, tomando el filete de ternera muy hecho o llevando calcetines con chanclas de playa. La cerveza Cruzcampo conoce bien a la crítica del puro. Aun así, la propuesta cervecera para este verano de la marca del Grupo Heineken es una cerveza estilo IPA fácil de beber. El objetivo de la compañía, además de hacer negocio, es poner de moda en España este tipo de cerveza que suma más adeptos en el extranjero. Lo cuenta en esta entrevista Esteban Velasco, responsable de Cruzcampo.