Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La lira turca vuelve a la escena internacional y lo hace con preocupación tras firmar su racha de caídas más larga desde 1999, un año que pocos quieren recordar cuando se produjo la disolución del gobierno, se convocaron elecciones anticipadas y dos devastadores terremotos acabaron con miles de vidas. En pleno inicio de semana, la moneda no cambia de tono y cede a mínimos históricos en su cruce con el dólar y con el euro después de unas declaraciones desafortunadas del presidente Recep Tayyip Erdogan, quien ha cuestionado este fin de semana la «salud mental» del mandatario francés, Emmanuel Macron.