Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El rapero Kanye West no será el próximo presidente de los EEUU. Pero desde hace un mes y medio, el marido de la modelo Kim Kardashian mantiene una delirante campaña electoral zombi, con el apoyo informal de cargos del Partido Republicano, en un intento de atraer votantes negros y dañar las opciones del candidato demócrata, Joe Biden. Una historia delirante llena de firmas falsificadas, batallas legales perdidas y candidatos en sus listas que se enteran por la prensa, entre otros.