Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La nueva propuesta de la Comisión Europea de aumentar la ambición climática de la UE para 2030 encarecerá la factura de los hogares europeos hasta un 8% -unos 300 euros al año-, sin considerar el transporte. Pero como también se incrementará la renta familiar, la proporción del gasto energético se mantendrá prácticamente igual, entre el 7% y el 7,8%, reduciéndose progresivamente hasta mediados de siglo.