Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Urbas, en pocos meses, ha pasado de ser una inmobiliaria, marcada todavía por el boom inmobiliario, a convertirse en una minera. La compañía ha anunciado hoy la adquisición de una mina en en Silán (Lugo) de feldespato, un mineral utilizado en la producción de cerámica y azulejos, con unas reservas estimadas en unos 600 millones de euros. La valoración del yacimientos supera los activos totales de la compañía. En este cambio jugará un papel importante la empresa de ingeniería vasca Construcciones Murias, que fue integrada en el grupo el pasado mes de marzo. Las acciones de la compañía suben casi un 40% en bolsa.