Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La morosidad empieza a subir de manera lenta y progresiva antes de que se desboque en 2021, cuando culmine las moratorias aplicadas y las ayudas del Gobierno. Una de los segmentos donde los impagos ya han comenzado a sentirse es en la financiación al consumo. Las entidades especializadas en esta actividad sufren ya un ratio de insolvencias superior al 7%, un nivel no visto desde 2015.