Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Mejores previsiones económicas para unos y mucho peores para otros: la brecha se amplía. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé que la economía global se contraerá este año un 4,5%, mejorando así en 1,5 puntos la previsión lanzada en junio, cuando las economías avanzadas comenzaban a abandonar el letargo que había supuesto los diferentes confinamientos. Ahora, con la recuperación económica ya en marcha y el virus controlado en China y con una expansión más modesta en otros países, la OCDE pone el foco en las regiones en las que el covid-19 está descontrolado, lo que podría generar fuertes diferencias entre países.