Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Tribunal Supremo entrará ahora a determinar si en la OPA que lanzó el grupo constructor FCC sobre su filial Cementos Portland Valderrivas en 2016 hubo un eventual conflicto de interés o si el método elegido para valorar el precio (6 euros) fue el adecuado y requería de un informe independiente.