Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El último acelerón en los contagios de Covid-19 ha echado para atrás cualquier duda que podrían estar teniendo Rusia y Arabia Saudí sobre la posibilidad de volver a aumentar la producción de petróleo. Los precios del crudo se mantienen estables y desde finales de junio se han movido en una horquilla entre los 40 y los 45 dólares, aproximadamente, en el caso del barril Brent europeo.