Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La industria de los refrescos está en pie de guerra ante la decisión del Gobierno de subir el IVA a las bebidas azucaradas. El sector acusa al Ejecutivo de actuar por criterios «ideológicos» y alerta de que será la puntilla para la hostelería. El Ministerio de Consumo había exigido un impuesto específico para estos productos, pero ante la negativa de Hacienda se ha optado por una reclasificación de los tipos del IVA.