Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La petrolera británica BP registró pérdidas de 21.213 millones de dólares (18.013 millones de euros) en el primer semestre de 2020, frente al beneficio neto atribuido de 4.756 millones de dólares (4.038 millones de euros) contabilizado en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia del impacto de amortizaciones por el ajuste de la previsión de los precios de la energía y del impacto de la pandemia de covid-19. La petrolera ya había anunciado un ajuste importante por la transición energética que se está produciendo.