Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Las actas de la última reunión del BCE del pasado mes de julio dejan un moderado optimismo sobre la económica, pero las advertencias sobre un freno de la recuperación parecen autocumplirse con la segunda ola de contagios de coronavirus, que se está produciendo durante este mes de agosto. El economista jefe, Philip Lane, alertó a sus compañeros que a pesar de los buenos datos que estaban entrando había factores que frenaban la recuperación por los rebrotes, la débil respuesta del mercado de trabajo y la congelación de la inversión empresarial.