Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La tercera oleada de fusiones parece que esta vez coge cuerpo y fuerza, a diferencia de lo ocurrido anteriormente, donde las entidades pudieron esquivar la presión. La crisis del coronavirus está provocando unos posicionamientos más flexibles en las cúpulas de los bancos ante las devastadoras consecuencias, aún impredecibles, de la pandemia.