Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha afirmado que están preparado para «ajustar todos sus instrumentos como sea apropiado» para asegurar el aumento de la inflación en el entorno de  la «alta incertidumbre» causada por la pandemia. Pero una nueva ronda de estímulos provocará tensiones en el Consejo de Gobierno de la institución. Los halcones, dadas las condiciones relativamente benignas del mercado, quieren que el BCE reduzca discretamente sus compras de bonos, ahorrando munición para incrementar el ritmo de compras de nuevo si fuera necesario. Todo ello sin aumentar el tamaño del Programa de Compras de Emergencia para Pandemias.