Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La creciente tensión geopolítica entre Estados Unidos y China ha marcado el devenir de los mercados en las últimas sesiones. De hecho, en la última jornada de la semana pasada llevó incluso a selectivos de Wall Street como el Dow Jones cedieran los 26.500 puntos, haciendo saltar todas las alarmas que alertan de una consolidación más amplia en las bolsas, tanto en las estadounidenses como en las europeas.