Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El confinamiento y la paralización de la actividad productiva para contener el covid-19 y la crisis que está desencadenando han llevado a las empresas del Ibex-35 a cerrar el peor trimestre de su historia, con pérdidas inéditas que superaron los 14.000 millones de euros, de las que prácticamente el 80% fueron del Santander.