Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Las desavenencias entre Estados Unidos y China flirtean ya con el punto de no retorno después de la escalada diplomática entre las dos mayores economías del mundo. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, enterró la semana pasada «el viejo paradigma del compromiso ciego» que ha servido de brújula en Washington desde la administración del republicano Richard Nixon.