Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La situación derivada de la crisis sanitaria de la COVID-19 ha supuesto toda una prueba de fuego para las empresas, observándose que han tenido una mejor reacción y han actuado más rápido aquellas que ya tenían incorporados los valores que se recogen en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), elaborados por Naciones Unidas para el cumplimiento de la Agenda 2030. Es una prueba de que la sostenibilidad, lejos de ser una amenaza para el tejido empresarial, constituye una gran oportunidad para contribuir a un desarrollo sostenible, pero también para impulsar la actividad de las empresas y, sobre todo, de las pymes.