Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Ahora que se habla tanto de que las empresas tecnológicas se han disparado en bolsa a raíz de los confinamientos, no está de más recordar otras compañías no tecnológicas que también lo hacen. Un ejemplo es Lennar, el mayor constructor residencial de los Estados Unidos, cuyas acciones han aumentado su precio un 40% desde enero.