Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Cuando le preguntas por su rutina diaria en estos tiempos, dice, sin más, que de lunes a jueves está en Madrid, donde desarrolla su actividad compatibilizando su puesto de líder de los autónomos con la vicepresidencia de CEOE y «el resto de la semana tengo mi centro de operaciones en Jerez, donde vivo con mi mujer y mis hijas», señala . Su jornada laboral, que se inicia a las siete de la mañana, se ha visto incrementada, y mucho, desde que se inició la pandemia, pero no se queja. Lorenzo Amor (Córdoba, 1965) es desde 2004 la cara y la voz de los autónomos, el presidente de la Federación Nacional de Organizaciones de Autónomos (ATA), la más representativa de España integrada por unas 300 organizaciones tanto territoriales como sectoriales y ademas es vicepresidente de CEOE desde septiembre de 2019. Agente comercial de profesión, lleva la mitad de su vida emprendiendo. Dice alto y claro que al menos el 70% de los autónomos no aguantaría un confinamiento como el de marzo y «este país tampoco se lo podría permitir». Calcula que 100.000 autónomos se van a quedar en el camino durante este año. «A partir del 1 de octubre podemos ver un ERE silencioso que va afectar a cientos de autónomos cada día», señala.