Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Al contrario que el lujo, la exclusividad no es necesariamente una cuestión de dinero (aunque habitualmente vayan ligados), sino de pertenecer a un selecto grupo, integrado por unas pocas personas, que pueden disfrutar de una experiencia concreta y única a la que nadie más tiene acceso en todo el mundo.