Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La crisis del covid-19 ha cambiado la forma de vida de millones de personas. El mercado inmobiliario no se libra de esta transformación. Durante años, los alquileres en las grandes ciudades del mundo han estado subiendo con intensidad. Tanto es así, que los alquileres se han convertido en una especie de lujo en el centro de estas ciudades, solo accesibles para personas con elevados niveles de renta o que estuvieran dispuestas a compartir piso. Ahora, esta burbuja empieza a desinflarse.